Esta no es entrada para posicionar
16736
single,single-post,postid-16736,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-7.7,wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4,vc_responsive

Esta no es entrada para posicionar

globo-primer-post-despegue

04 dic Esta no es entrada para posicionar

Aquí estoy, de nuevo ante la página en blanco. De regreso. Este blog es nuevo, pero me asomo a él con la mochila llena de personas y de experiencias. Repleta de periodismo y de correcciones, que es a lo que he dedicado profesionalmente los últimos diez años de mi vida. Y vengo también con el recuerdo de mi primera bitácora, escrita justo antes de mi gran cambio, allá por 2009.

Pero sé que me queda mucho por hacer y por aprender. Muchas páginas en blanco por escribir. Muchas personas y experiencias por conocer. Así que aquí estoy. Y, de regreso, me asomo a una pista de despegue que, lo reconozco, no sé a dónde me llevará.

Subo a este avión con una maleta que quiero llenar de historias y de conocimientos. Pero esta no es entrada para posicionar. Ya habrá tiempo y espacio para ortografía, erratas, SEO o palabras clave. Por ejemplo. Quiero aprender. Y que quien me lea, aprenda conmigo.

En los últimos años, he vivido experiencias fascinantes: mimar un dominical antes de salir hacia imprenta; sentir la adrenalina de cerrar por la noche el periódico con el que muchos desayunarán a la mañana siguiente; cuidar una web conectada con un cordón umbilical a la última hora informativa; o adentrarme en la comunicación del ámbito de la salud para poner en marcha una nueva sección en el digital en el que trabajaba.

Me siento afortunada por todo ello, y doy las gracias. Pero ahora toca mirar hacia adelante y seguir. Quizás haya llegado el momento de cambiar. No obstante, 2015 está siendo un año de imperativos para mí. Lo acepto y sigo.

Pero no sin antes decirte que me gustaría vivir en un mundo más humano y menos competitivo; en el que compartiésemos más y compitiéramos menos. En el que cuidáramos los detalles y, en otro orden de cosas, en el que todos los días tuviéramos motivos para sentir que los buenos somos más. Ya he dicho que esta no es entrada para posicionar, sino la excusa para (re)estrenarme. ¡Bienvenido!

 

3 comentarios
  • Joan Morci
    Publicado a las 20:44h, 15 febrero Responder

    Bueno, pues aquí tienes un seguidor, un lector y un alumno, que intentará sacar el mayor provecho de tus consejos de redacción y mejorar poco a poco.

    Llevo desde mediados de noviembre, de 2015, y te confieso que la competitividad es feroz. Pero, también es cierto, que mucha gente tiende a seguir una misma estela y no destacan por eso. Quien se diferencia, sí lo hace.

    Mucho animo y suerte Hayda, porque tu blog es como una brisa marina, a la que me gusta acudir cuando me siento saturado de nuestro gremio.

    Estamos en contacto.

    Saludos.

    • Hayda Ramos
      Publicado a las 17:46h, 16 febrero Responder

      Muchas gracias por tus palabras, Joan. Ojalá, además de interesante, sea útil lo que aquí encuentres; nada me gustaría más que eso. Bueno, y de paso, poder seguir siendo esa “brisa marina” de la que hablas… :-) ¡Bienvenido!

  • Barbara Álvarez.
    Publicado a las 09:35h, 21 julio Responder

    Es una gran sorpresa y un placer reencontrarme contigo, esta vez en el entorno digital. Me encanta tu blog, tiene estilo propio y un tono agradable. Habiendo trabajado contigo, oigo tu voz entre las líneas que leo.
    Me alegro mucho de seguirte la pista.
    Un abrazo Hayda.

Deja tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando, está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR